Voluntariado Universitario de apoyo y acompañamiento en el Centro de Mayores Queen Victoria Hospital.


A menudo el proceso de ingreso de la persona mayor en un centro sociosanitario es percibido como un acontecimiento negativo especialmente porque hay una ruptura con el entorno social. A pesar de la interesante oferta de talleres y actividades que se les presentan, los residentes tienen gran cantidad de tiempo libre.

Muchas personas mayores o sus familiares temen que el ingreso suponga una pérdida de control, a la vez que se alteran los hábitos, hay que cumplir horarios y reglamentos que si bien no son restrictivos tienden a ordenar la convivencia.

En resumen y a partir del análisis de estas experiencias que se derivan del ingreso en centros sociosanitarios, el voluntario puede aprender lo que supone:


  • Aislamiento social
  • Alteraciones emocionales como la ansiedad y el temor

  • Pérdida de autonomía y, asociado a ello, un sentimiento de inutilidad

  • Necesidad de comunicación y de ocupación de tiempo libre insatisfecha

  • Pérdida de valía personal y alteración en su imagen corporal y en su autoestima


La acción del voluntario se sitúa, por tanto, en el nivel de contacto personal con la persona usuaria, aportando un suplemento de atención y calor humano, de sostén afectivo que complementa la atención ofrecida por el personal sociosanitario.



¿A quién va dirigido?

Estudiantes de Magisterio, Educación Social, Psicopedagogía y Trabajo Social que quieran aprender a contactar con personas necesitadas y desconocidas.



Valores a trabajar

Cordialidad y cercanía, Solidaridad, Respeto, Responsabilidad, Mediación social, Justicia Social, Integración, Responsabilidad.



Dedicación

30 Horas (3 horas a la semana durante 2 meses)